Navegación

About

Drawings are ©www.serpientes.mx

Serpiente Mamba Negra

La Dendroaspis polylepis, o mejor conocida como mamba negra, es una de las serpientes más venenosas del mundo y la más letal de África. Sus dimensiones en promedio son de 2,5 metros de largo y 6 kilos de peso, sin embargo, se han visto ejemplares de hasta 4 metros de largo y hasta 12 kilos de peso. Alcanzan un promedio de vida de 11 años. Su color puede variar entre una combinación de verde y amarillo hasta un gris metalizado. El origen de su nombre se debe a que el interior de su boca es totalmente negro.

Mamba negra en libertad

La mamba ensancha su cuello, de forma parecida a la cobra, cuando quiere mostrar su enojo. Espera la mejor oportunidad y, cuando llega, ataca con gran celeridad. Apenas un roce y puede introducir ambos colmillos en la piel de su víctima, ya que los colmillos están muy adelante, en una posición extremadamente ofensiva, por lo que puede morder y retirarse a gran velocidad.

Comportamiento

Aunque su nombre científico indique que son serpientes arbóreas y trepadoras, no es común encontrarlas en árboles sino arrastrándose en el suelo. La mamba negra es una serpiente muy tímida y evita la confrontación: sólo ataca para cazar su alimento, lanzando su mordedura y esperando a que el veneno haga efecto para comerse a su presa. Es una serpiente altamente territorial, de forma que puede ser muy agresiva si se siente amenazada o si percibe que su madriguera o sus huevos corren algún riesgo. Cuando va a atacar, levanta su cabeza hasta dos terceras partes de su longitud para poder alcanzar el rostro de su víctima; entonces emite un silbido en señal de advertencia y comienza a lanzar mordidas con una gran cantidad de veneno. Es una serpiente muy rápida, se dice que es la más rápida del mundo. Su velocidad media de desplazamiento está entre los 16 y los 20 km/h, aunque puede alcanzar velocidades de hasta 23 km/h, lo que la hace mucho más peligrosa en el momento de un ataque. Siempre se desplaza con una tercera parte de su cuerpo levantada.

Debido a la ferocidad de sus ataques, su potente toxicidad y su gran tamaño, la mamba negra es víctima de la persecución humana. Aunque la serpiente trata de evitar a los humanos, cuando está en la etapa reproductora se vuelve muy agresiva, lo cual ha provocado que los humanos las maten al momento de divisarlas en algún bosque o pradera. Otro factor que también ha aumentado los ataques a humanos es el desplazamiento forzado del que han sido víctimas las serpientes. Debido a la expansión agrícola de algunas regiones de África, es frecuente ver a las mambas en cultivos de caña de azúcar, donde se encaraman para tomar el sol y a esperar a sus presas. Como la explotación de caña es un proceso que aún no está muy tecnificado en África y se utiliza mucha mano de obra, los trabajadores están muy expuestos a los ataques de la mamba negra.

Hábitat

Es originaría de África. Se encuentra principalmente en países como Botswana, Etiopía, Malawi, Mozambique, Namibia, Kenia, Sudán, Somalia, Tanzania, Uganda, Zambia y Zimbabwe. Es considerada la serpiente más venenosa de este continente. Se pueden adaptar a una gran variedad de zonas climáticas, que van desde la sabana, tierras de cultivo y bosques densos, hasta laderas rocosas y pantanos húmedos. Comúnmente las puedes encontrar en bosques y praderas de África Central y Suroriental. La mamba negra tiene preferencia por los ambientes áridos y secos, montañosos y ribereños. Aunque no es común encontrarla por encima de una altura de 1.000 metros, existen registros de ejemplares a 1.800 metros, en Kenia y a 1.650 metros, en Zambia. No construyen su propio nido sino que utilizan madrigueras abandonadas por pequeños roedores u otros reptiles, o en colonias abandonadas de insectos, como hormigas o termitas.

Reproducción

La reproducción de la mamba negra se da sólo una vez al año, generalmente en septiembre, que es la temporada de primavera en la región central y meridional de África. En ese periodo se producen las luchas entre los machos por las hembras, en las que tratan de inmovilizar la cabeza del adversario contra el suelo. El ganador garantiza el derecho de apareamiento con la hembra. El periodo de gestación de la hembra es de aproximadamente 60 días. Busca una madriguera fresca y cómoda para depositar sus huevos (entre 15 y 25), y los incuba durante otros 60 días hasta la eclosión. Las crías alcanzan al nacer una longitud de 50 centímetros. Son completamente independientes y se valen por sí mismas desde su nacimiento.

Toxicidad

Aunque el veneno de la mamba negra no está considerado el más tóxico, las cantidades que inocula en cada mordedura lo hacen letal si no se trata rápidamente. Se compone de varias neurotoxinas, entre ellas la dendrotoxina, una proteína con bajo peso molecular, lo que genera que el veneno tenga una acción tan rápida. Una dosis de entre 10 y 15 mg es letal para el ser humano, sin embargo, la serpiente puede descargar una dosis de entre 100 y 120 mg por mordedura, llegando a alcanzar hasta 400 mg en una sola mordedura. Debido a la cantidad de veneno que puede administrar, esta serpiente puede matar a un ser humano en menos de 20 minutos, dependiendo la naturaleza de la mordedura; si entraron los dos colmillos o solo uno; si la mordedura fue cercana a vasos sanguíneos; la cantidad de veneno inyectado; y el estado físico de la persona, edad, tamaño, etc. La muerte ocurre entre 30 y 60 minutos después de la mordedura. El veneno causa parálisis de los músculos respiratorios, lo que provoca la muerte por asfixia. Los síntomas preliminares son mareos, somnolencia, tos, dificultad para respirar, convulsiones y ritmo cardíaco irregular, hasta que se produce un paro respiratorio o paro cardíaco. También se pueden presentar otros síntomas de tipo neurotóxico, como shock, perdida de la conciencia, hipotensión, palidez, salivación excesiva, parálisis de las extremidades, vómito, fiebre y dolor abdominal muy severo. Aunque es posible sobrevivir a esta mordedura se han visto casos donde quedan secuelas, como parálisis permanente de medio lado del cuerpo o de algunos miembros. La tasa de mortalidad de la mamba negra en algunos países de África es del 100%, debido a la rapidez del efecto del veneno y a la escasez de suero antiofídico que hay en las regiones de su hábitat.

Privacidad

Lea sobre la política de privacidad de este sitio web

Copyright ©www.serpientes.mx All rights reserved.