Navegación

About

Drawings are ©www.serpientes.mx

Serpiente de collar

Por Anders Nielsen, Ph.d.

Hábitat

La serpiente de collar ocupa un área de distribución muy extensa: desde Nueva Escocia, en el sur de Québec (Canadá), pasando por casi todo el territorio de Estados Unidos, hasta el centro y sur de México. Se extiende lateralmente a la costa del Pacífico, con excepción de las regiones más secas del oeste de Estados Unidos y México. En la vertiente atlántica, abarca todo el litoral oriental exceptuando las costas del golfo sur de Texas y el noreste de México.

Esto explica que se encuentre en hábitats tan variados, aunque siempre en lugares con alta humedad (alrededor del 80%). Al norte y al oeste, en bosques cercanos a colinas rocosas o en ambientes más húmedos con abundantes restos de leña y detritus. Las especies del sur se encuentran en ambientes ribereños y húmedos.

Collar a punto de mudar la piel

En las imágenes podemos observar con todo detalle y amplitud los ojos de esta víbora de collar. La coloración opaca, de un tono azulado de escasa transparencia, nos indica que la serpiente está a punto de efectuar la muda de la piel. Tras hacer esta minuciosa observación, este ejemplar de culebra es liberado en el mismo hábitat que fue hallado.

Culebra de collar

Aunque suele ser de costumbres nocturnas, este ejemplar fue encontrado a plena luz del día. Podemos admirar sus escamas dorsales de colores castaños y verdosos, contrastando con su cabeza, de color más oscuro. Es un ejemplar joven que aun no ha alcanzado su máximo desarrollo, como es fácil deducir por su tamaño, que en un futuro alcanzará entre 25 y 39 cm, según edad y sexo.

No es posible encontrarlas en altitudes superiores a los 2.150 metros (7.095 pies).

Fisonomía y comportamiento

La serpiente de collar pertenece a la familia de las Colúbridas. Se trata de una serpiente principalmente nocturna, aunque en ocasiones desarrolla actividad durante el día.

Las escamas dorsales son de color marrón, oliváceo, gris verdoso o negras. En el cuello tienen un único anillo de color amarillo, característica a la que debe su nombre.

La cabeza suele ser de un color más oscuro que el resto del cuerpo, normalmente de color negro. Las escamas ventrales son amarillo anaranjadas e incluso rojas con punteado negro en los extremos. Los ejemplares juveniles suelen tener una coloración dorsal más oscura.

Los adultos alcanzan un tamaño de entre 25 y 39 centímetros (9,84-15,4 pulgadas). Las hembras en esta especie son de mayor tamaño que los machos, midiendo 20 centímetros (7.8 pulgadas) en su primer año de vida y pudiendo llegar a 39 centímetros (15,4 pulgadas) en su quinto año de vida. Los machos no suelen sobrepasar los 31 centímetros (12,2 pulgadas).

Sus escamas son lisas, proporcionándole un aspecto brillante y sedoso. Tiene las pupilas redondas.

Son serpientes muy reservadas y bastante sedentarias. Sin embargo, a pesar de ser huidizas, son animales sociales, que pueden llegar a formar colonias de hasta 100 ejemplares. Suelen hibernar en hormigueros, individualmente o en grupos. Existen pocos reptiles que hayan desarrollado tal relación de cohabitación con colonias de hormigas o termitas.

Aunque raramente se expone a la luz directa del día, en ocasiones es posible verla al sol, intentando entrar en calor, o debajo de objetos calentados por el sol.

Utiliza la cola como instrumento de defensa. Cuando se siente amenazada, enrolla la cola en forma de sacacorchos en dirección al intruso o depredador, mostrando el color rojo de las escamas ventrales.

El promedio de vida de esta serpiente es de 10 años para los animales en libertad y 6 años para los que se crían en cautividad.

No suele ser un espécimen muy popular para la cría en cautividad, pero puede ser muy interesante si se le proporciona un terreno húmedo con lugares para esconderse.

Los principales depredadores de esta especie son los armadillos, la serpiente coralillo, las lechuzas, la rana toro americana y los jabalíes.

Dieta

La serpiente de collar se alimenta principalmente de pequeñas salamandras, gusanos, ranas, lombrices de tierra, babosas, arañas, cochinillas e incluso crías de serpientes de otras especies.

A la hora de matar a sus presas, utiliza la opresión y el veneno para paralizarlas. Carece de una glándula emisora de veneno, como las serpientes venenosas, pero posee una estructura muy similar denominada glándula de Duvernoy compuesta de los mismos tejidos. En la parte trasera de los maxilares de la serpiente existe una abertura por la que fluye el veneno.

La secuencia de ataque es la siguiente: en un primer momento atacan y posteriormente paralizan a la presa oprimiéndola. Seguidamente muerden a la víctima asegurándose de que el veneno fluye a los tejidos de la presa. Esta serpiente rara vez se muestra agresiva frente a depredadores más grandes, por lo que el veneno es un medio para conseguir alimento más que un método de defensa.

Reproducción

Tanto los machos como las hembras de esta especie alcanzan la edad reproductiva a los 3 años.

El apareamiento se realiza normalmente en primavera, aunque algunas subespecies lo llevan a cabo en otoño. Las hembras atraen a los machos segregando feromonas a través de la piel. Una vez que el macho la ha localizado, frota su boca cerrada contra ella, para posteriormente morderla en el cuello. Ambos maniobrarán para alinear sus cuerpos y permitir que el esperma pueda ser introducido en la abertura de la hembra.

Las hembras suelen poner entre tres y 10 huevos con forma oblonga y color amarillento a principios de verano, los cuales eclosionan en Agosto o Septiembre. Habitualmente, la puesta se realiza en terrenos ventilados bajo rocas o troncos. En áreas con grandes poblaciones es posible encontrar nidos comunales. Los huevos permanecen sin vigilancia hasta la eclosión de las crías, por lo que la tasa de mortalidad es elevada.

Privacidad

Lea sobre la política de privacidad de este sitio web

Copyright ©www.serpientes.mx All rights reserved.